ÓPERA

Se trata de una vivienda en el centro de Madrid, de principios de siglo, con una distribución demasiado compartimentada y estancias oscuras.

La clienta quería un piso con espacios amplios, prácticos y luminosos. El programa de necesidades comprendía un dormitorio, un estudio, un baño estilo francés divido en dos unidades y cocina abierta al salón comedor. Reduciendo el pasillo a lo estrictamente necesario, se pudo dotar al salón de superficie e iluminación extra.

La mejor iluminación natural provenía de un patio de luces con orientación sur-este, por lo que se diseñó el cerramiento del estudio con un paramento de cristal que baña de luz natural la entrada y distribuidor de la vivienda.

El mobiliario a medida permitió aumentar de manera significativa la capacidad de almacenaje.

Para visualizar el proyecto antes de nuestro trabajo pincha aquí.

Los comentarios están cerrados.